VIVIR EQUILIBRADO

…Me hace acostarme en pastos verdes, me lleva junto a aguas tranquilas… Salmo 23:2

La Escritura dice que nuestro cuerpo es el templo del Espíritu Santo, y debemos cuidarlo. No puedes ir en contra de las leyes naturales y esperar que Dios te bendiga. El constante trabajo y la fatiga te harán sentir plano. Es fácil trabajar todo el tiempo, estar siempre pensando en negocios o en algún problema que debes resolver. Eso es perjudicial para ti y las personas que te rodean. Tu mente necesita un descanso; tu cuerpo necesita relajarse. Es por eso que Dios requirió que las personas en el Antiguo Testamento tomaran un sábado. Tenían que descansar.

Si vives estresado y con exceso de trabajo, no comes bien o duermes lo suficiente, eventualmente Dios te hará acostarte en pastos verdes. Probablemente llegarás a un punto en el que tendrás que descansar. No llegues a donde Dios tiene que hacerte que bajes la velocidad. Necesitas recreación, ejercicio y risas. La clave es vivir equilibrado, física, espiritual y emocionalmente.

Una oración para hoy

Padre, gracias por darme mi cuerpo para vivir y cuidarlo como un templo de Tu Espíritu. Gracias porque me hiciste trabajar y ser productivo, así como descansar y reír. Ayúdame a mantenerme saludable y vivir una vida equilibrada. En el nombre de Jesús, amén.

Guillermo Pacheco

Translate »