UN MILAGRO PUESTO EN MOVIMIENTO

…El mismo día que pido ayuda, la marea de la batalla cambia. ¡Mis enemigos huyen! Sé una cosa: ¡Dios es para mí!… Salmo 56:9

Tienes cosas en las que crees, tal vez un sueño para cumplir, tu salud para cambiar o conocer a la persona adecuada. Has estado orando por mucho tiempo, pero no ves que nada suceda. Parece que Dios está de vacaciones y que tus oraciones no están haciendo ningún bien. Pero lo que no puedes ver es que Dios está trabajando detrás de escena. No creas las mentiras que dicen que orar, creer y permanecer en la fe es una pérdida de tiempo. No solo escuchó tu oración, sino que ya puso en marcha el milagro. 

En las Escrituras de hoy, el salmista dice que sucede el mismo día que pides ayuda. En el reino invisible, Dios comienza a cambiar las cosas a tu favor. El hecho de que no veas que sucede nada, no significa que la respuesta no esté en camino. Las personas que ven los avances y las promesas cumplidas son las personas que siguen orando, siguen creyendo y se mantienen firmes en la fe.

Una oración para hoy

Padre, gracias porque nunca te vas de vacaciones, porque escuchas cada oración y me ves parado en la fe. Gracias porque en el reino invisible has puesto en marcha un milagro para mí. Creo y declaro que la respuesta está en camino. En el nombre de Jesús, amén.

Guillermo Pacheco

Translate »