SEGUNDAS OPORTUNIDADES

Entonces la palabra del SEÑOR llegó a Jonás por segunda vez: Ve a la gran ciudad de Nínive y proclama el mensaje que te doy… Jonás 3:1–2

Después de la primera negativa de Jonás de ir a predicar a la ciudad de Nínive, Dios, en Su misericordia, usó un gran pez para rescatar a Jonás de una muerte segura. La historia podría haber terminado ahí, pero Dios no solo quiere rescatarte de tu lío, quiere darte otra oportunidad de llegar a donde se supone que debes estar. Ese error no te descalifica. Dios siempre te dará otra oportunidad y otra para cumplir Su mejor plan para tu vida.

La segunda vez que Dios le dijo a Jonás que fuera a la ciudad de Nínive, él obedeció y vio a Dios hacer cosas asombrosas. El caso es que el error de Jonás no detuvo su destino. No es demasiado tarde para convertirte en todo lo que fuiste creado para ser. Si comienzas justo donde estás, honrando a Dios, dando lo mejor de sí mismo, sirviendo a los demás, se abrirán las puertas correctas y aparecerán las personas adecuadas. La buena noticia es que estás cubierto por la misericordia.

Una oración para hoy

Padre, gracias porque cuando cometo un error y causo un lío, no me dices: “Lástima, tuviste tu oportunidad, estás solo” Gracias por Tu misericordia que me cubre y me da segundas posibilidades. Creo que me llevarás a donde se supone que debo estar. En el nombre de Jesús, amén.

Guillermo Pacheco

Translate »