ROMPER EL MOLDE

Ezequías confió en el SEÑOR, Dios de Israel. No hubo nadie como él entre todos los reyes de Judá, ni antes ni después de él. Se mantuvo firme en el SEÑOR y no dejó de seguirlo… Y el SEÑOR estaba con él; tuvo éxito en todo lo que emprendió… 2 Reyes 18:5-7

El padre de Ezequías fue el rey Acaz de Judá, quien instaló ídolos para que el pueblo los adorara y cerró las puertas del templo. No honró a Dios y la nación se fue cuesta abajo y se volvió muy pobre. Ezequías se crió en un ambiente de compromiso, derrota y mediocridad. Pudo haberse convertido en su padre y adaptarse a ese entorno, pero cuando se convirtió en rey, lo primero que hizo Ezequías fue reabrir el templo. Volvió a la nación hacia Dios.

Es posible que te encuentres en algún tipo de entorno limitado. Si Ezequías estuviera aquí hoy, te diría: “Puedes romper el molde. Tú puedes marcar la diferencia. Tú puedes ser quien ponga a tu familia en un camino para honrar a Dios, un camino de bendición, favor y victoria”. Reacondiciona tu mente, comienza a pensar mejor, creyendo que eres una persona capaz de hacerlo, sabiendo que tienes semillas de grandeza y que también romperás barreras que pensabas que eran imposibles.

Una oración para hoy

Padre, gracias porque puedo romper con el molde y hacer la diferencia. Gracias porque puedo vivir una vida que te honre y sea una bendición para mi familia. Declaro que no viviré una vida de compromiso, sino más bien de favor y victoria. En el nombre de Jesús, amén.

Guillermo Pacheco
Translate »