RENOVARÉ TUS FUERZAS

Salmo 103:5: El que sacia de bien tu boca, de modo que te rejuvenezcas como el águila.

Salmo 104:30: Envías tu espíritu, son creados y renuevas la faz de la tierra.

2 Corintios 4:16-18: Por tanto, no desmayamos; antes, aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día, pues esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven, pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.

Yo satisfaré tus deseos con cosas buenas, para que tu vida sea renovada como la del águila. Yo envío mi Espíritu y renuevo la faz de la tierra. Por tanto, no desmayes. Aunque tu cuerpo exterior se vaya desgastando, sin embargo, la el hombre interior está siendo renovado día a día. Porque tu ligera aflicción, la cual es por un momento, está obrando para ti un más excelente y eterno peso de gloria. No mires las cosas que se ven, sino las cosas que no se ven. Porque las cosas que se ven son temporales, pero las cosas que no se ven son eternas.

DECLARACIÓN EN ORACIÓN

Esperaré en el Señor y renovaré mis fuerzas. Crea en mí un corazón limpio, oh Dios, y renueva un espíritu recto dentro de mí. Aquel que resucitó al Señor Jesús también me resucitará con Jesús y me presentará delante de su rostro. Amén.

Guillermo Pacheco

Translate »