RECALCULANDO TU RUTA

Los pasos de los hombres buenos los dirige el Señor. Se deleita en cada paso que dan. Si caen, no es fatal, porque el Señor los sostiene con su mano… Salmo 37:23-24

Aunque Dios está dirigiendo nuestros pasos, hay ocasiones en las que cometemos errores y vamos por el camino equivocado. Pero Dios no dice: “Eso es todo. Ya he terminado contigo.” Él nos sostiene en sus manos y nos ayuda a volver al camino correcto. Es como un sistema GPS en tu automóvil. Te dice exactamente a dónde ir, pero si pierdes un rumbo, no dice: “¡Perdedor! Ya terminé de ayudarte “. Dice “Recalculando ruta”. El sistema GPS fue diseñado para personas que cometen errores. Simplemente sigue recalculando tu ruta sin importar cuántos errores cometas.

Cuánto más puede el Creador del universo volver a calcular tu ruta cuando cometes errores. Dios no está enojado contigo. Él está diciendo: “Volviendo a calcular la ruta hacia tu destino. Los errores no detuvieron Mi plan ni cancelaron su propósito”. ¿Por qué no dejas de castigarte por tus fracasos y vuelves al camino? Dios ya ha calculado una nueva ruta. Aún puedes cumplir el plan de Dios para tu vida.

Una oración para hoy

Padre, gracias porque me sostienes en tus manos y te deleitas en dirigir mis pasos. Gracias porque siempre estás ahí para recalcular mi ruta cuando cometo errores. Muéstrame Tus caminos y dame la fuerza y la gracia para mantenerme en el camino correcto. En el nombre de Jesús, amén.

Guillermo Pacheco

Translate »