QUITA LOS LÍMITES

Así que he descendido para librarlos de la mano de los egipcios, y para hacerlos subir de esa tierra a una tierra buena y extensa, a una tierra que mana leche y miel… Éxodo 3: 8

Cuando Dios les dio a los israelitas la promesa de una tierra donde fluía leche y miel, habían estado en esclavitud durante tantos años que se vieron condicionados a no tener suficiente, a apenas sobrevivir. Cuando el faraón les dijo a sus capataces que hicieran que los israelitas hicieran la misma cantidad de ladrillos sin que se les proporcionara heno y paja, estoy seguro de que oraron: “Dios, ayúdanos a encontrar los suministros que necesitamos”. Oraron con una mentalidad de esclavo, con una mentalidad limitada. En lugar de pedir ser liberados de sus opresores, estaban pidiendo convertirse en mejores esclavos. En lugar de orar por lo que Dios les prometió, oraron para que Dios los ayudara a funcionar mejor en su disfunción.

¿Estás pidiendo hoy ser un mejor esclavo, o estás pidiendo la vida más que suficiente que Dios tiene para ti? Quita los límites de Dios y pide en grande. Pídele a Dios que te ayude a pensar en grande y mejor para que puedas vivir mejor. Pregúntale por tu sueño.

Una oración para hoy

Padre, gracias porque eres El Shaddai, el Dios de la abundancia, no el Dios de lo apenas suficiente. Ayúdame a liberarme de la mentalidad limitada para arreglármelas. Estoy quitando los límites y pidiendo más y mejor, para mi sueño. En el nombre de Jesús, amén

Guillermo Pacheco

Translate »