QUE TE HACE DIFERENTE

Pero ese día trataré de manera diferente con la tierra de Gosén, donde vive mi pueblo; no habrá allí enjambres de moscas, para que sepan que yo, el SEÑOR, estoy en esta tierra. Haré una distinción entre mi pueblo y el tuyo… Éxodo 8:22–23

Cuando Dios envió plaga tras plaga sobre el Faraón y su pueblo para liberar a los israelitas de la esclavitud, lo interesante es que los israelitas vivían justo al lado, pero las plagas nunca los tocaron. Ya fueran enjambres de moscas, hordas de ranas o su ganado, el lado israelí permaneció intacto. Dios puso una distinción de favor y bendición sobre su pueblo.

Dios también te ha otorgado un favor distintivo que te hace diferente de aquellos que no honran a Dios. La Escritura habla de cómo te han llamado, apartado como pueblo de Dios. Dice que Su rostro brilla sobre ti y te hace destacar. Hay una diferencia marcada. Tienes una ventaja. No estás haciendo la vida solo. No depende solo de tu habilidad, tu talento, tus conexiones. Hay una fuerza detrás de ti que respira en tu dirección, te protege, te guía, te favorece. El Dios Altísimo te ha apartado.

Una oración para hoy

Padre, gracias porque Tu rostro me sonríe hoy, y no estoy viviendo la vida por mi cuenta. Gracias por haber puesto una distinción en mi vida que me hace destacar. Creo que desafiaré las probabilidades que se me oponen. En el nombre de Jesús, amén.

Guillermo Pacheco

Translate »