NO SE REQUIEREN TÍTULOS

…Cada uno de ustedes debe usar cualquier don que haya recibido para servir a los demás, como fieles mayordomos de la gracia de Dios en sus diversas formas… 1 Pedro 4:10

Con demasiada frecuencia buscamos títulos y posiciones, pensando que nos sentiremos bien con nosotros mismos cuando los tengamos. “Cuando llegue a gerente de ventas, cuando entre en el equipo de porristas del equipo universitario, cuando sea el acomodador principal, el socio principal, el supervisor principal…” Eso está bien. Pero no necesitas un título para hacer lo que Dios te ha llamado a hacer. No esperes a que la gente te apruebe, te afirme o te valide. Usa tu regalo y el título vendrá.

Si David hubiera esperado por un título, no estaríamos hablando de él hoy. Cuando salió a enfrentarse a Goliat, David no era un general, ni un cabo ni un sargento. Ni siquiera estaba alistado. No tenía título, placa con su nombre, uniforme ni credencial única. Salió sabiendo que Dios lo había llamado y le había dado el don de derrotar a Goliat. A los pocos años le dieron un título: Rey de Israel.

Una oración para hoy

Padre, gracias por el regalo que me has dado y por lo que me has llamado a hacer. Gracias porque puedo ser lo mejor que puedo con lo que tengo, y tú te encargarás del resto. Creo que recibirás la gloria. En el nombre de Jesús, amén.

Guillermo Pacheco

Translate »