FORTALÉCETE TÚ MISMO

…David estaba muy angustiado… Pero David se fortaleció en el SEÑOR su Dios… 1 Samuel 30: 6

Trece años después de que David fuera ungido para ser el próximo rey de Israel, todavía vivía como un fugitivo del rey Saúl. Entonces, un día, él y sus seiscientos hombres llegaron a casa y descubrieron que su ciudad había sido quemada, sus posesiones tomadas y sus familias llevadas cautivas. Fue la peor derrota de la vida de David. Él y sus hombres lloraron hasta que ya no pudieron llorar. Estuvo tentado a pensar, Dios, he sido fiel año tras año. Este es el colmo.

Pero David tomó una decisión: “No estoy permitiendo que este desánimo se quede. Soy fuerte en el Señor Soy su ungido”. Puedes convencerte de la derrota o de la victoria. Cuando hablas de la manera correcta, viene la fuerza, viene el coraje, viene la visión, viene la curación. Cambia el desánimo y di: “Sí, esto es difícil, pero yo soy fuerte en el Señor. Ninguna arma formada contra mi prosperará”. Fortalécete en el Señor.

Una oración para hoy

Padre, gracias porque el poder de Tu vida en mí es mayor que la fuerza más grande que pueda venir contra mí. Gracias porque puedo dejar atrás el desánimo y despertar mi fe. Creo que ninguna arma que se forme contra mí prosperará. En el nombre de Jesús, amén.

Guillermo Pacheco

Translate »