ELIGE DISFRUTAR DE LA VIDA

…Vine para que puedan tener y disfrutar la vida, y tenerla en abundancia [al máximo, hasta que se desborde]… Juan 10:10

Un monje del siglo XVII llamado hermano Lawrence encontró la respuesta para disfrutar el meollo de la vida cotidiana. Era un humilde cocinero en un monasterio francés, pero fue autor de un libro titulado “Practicando la presencia de Dios”. En él, explicó cómo fue capaz de convertir incluso las tareas más comunes y domésticas, como preparar comidas y lavar platos, en actos de alabanza y comunión con Dios. La clave, escribió, no era cambiar lo que haces, sino cambiar tu actitud hacia lo que haces. Cuando comiences a hacer estas tareas, date cuenta de que las estás haciendo para Dios. Úsalo como una oportunidad para adorarlo a través de actos de servicio. Cuando lo hagas, descubrirás placer incluso sacando la basura. Así que no dejes que el enemigo te engañe haciéndole creer que debes alejarte de tu rutina diaria para disfrutar verdaderamente de la vida. 

No esperes tus próximas vacaciones: disfruta hoy y todos los días como un regalo de Dios. Disfruta levantarte y desayunar. Disfruta yendo a trabajar. Disfruta cortando el césped. Disfruta yendo a la tienda de comestibles. Disfruta lavando los platos. Tienes que hacer estas cosas de todos modos, ¿por qué no elegir disfrutarlas? Cuando lo hagas, pasarás por la vida con una sonrisa en tu rostro, un salto en tu paso, y disfrutarás de la vida de victoria abundante y desbordante que Dios te tiene guardado.

Una oración para hoy

Dios, qué día tan maravilloso y bendito será cuando elija abordar cada tarea con alegría y acción de gracias. A medida que reviso mi lista de tareas, lo haré sabiendo que cada día es un regalo y estoy feliz de aceptarlo de mi Padre Celestial. En el nombre de Jesús, amén.

Guillermo Pacheco

Translate »