La planificación cuidadosa te pone por delante a largo plazo; apresurarte y correr te pone más atrás… Proverbios 21:5

Es sorprendente cómo tomarse unos minutos al comienzo de cada día para planificar y orientar tus pensamientos en la dirección correcta puede ayudarte a avanzar y permitirte lograr mucho más. Pero con demasiada frecuencia, las personas quedan tan atrapadas en la actividad de la vida que tienden a simplemente “ir con la corriente” en su lugar. No estoy diciendo que no deberíamos ser flexibles, pero cuando se trata de tu vida, tú debes ser el que está estableciendo el flujo. Por supuesto, suceden cosas inesperadas. Nuestros días no siempre van según lo planeado, pero si se toma el tiempo cada día para orientar tu corazón y tu mente en la dirección correcta, estarás preparado para lo que sea que te le presente.

Hoy te aliento a que hagas planes para comenzar bien el día y orientes tus pensamientos en la dirección correcta. Di algo como “este va a ser un gran día. Dios está guiando y dirigiendo mis pasos. Su favor me rodea”. Pon a Dios en primer lugar. Deja que Él te guíe y ordena tus pasos. Incluso si solo son cinco minutos al día, haz que pasar tiempo con Él sea un hábito. Planifica tu día con Él porque la planificación cuidadosa es la manera de salir adelante.

Una oración para hoy

Dios, mi plato está lleno. Paso mucho tiempo corriendo, sirviendo, haciendo. Recuérdame que está bien disminuir la velocidad y disfrutar de un momento de tranquilidad contigo. Refresca mi espíritu y ayúdame a vivir una vida equilibrada contigo en la parte superior de mi lista de tareas. En el nombre de Jesus. Amén.

Guillermo P.

Translate »