CUBIERTO POR LA MISERICORDIA

Pero cuando apareció la bondad y el amor de Dios nuestro Salvador, él nos salvó, no por nuestras obras de justicia, sino por su misericordia… Tito 3:4-5

Saulo estaba persiguiendo a la iglesia cuando Dios se le apareció y lo transformó en el apóstol Pablo. Dios no nos da lo que merecemos. Merecemos las consecuencias de nuestras acciones; merecemos juicio, pero Dios nos da misericordia. Él sabe cómo hacer milagros con nuestros errores. Las voces acusadoras te dirán: “Terminaste, y es tu culpa. Sabes que se suponía que no debías hacerlo. Es tu lío”. No, Dios es tan misericordioso que no solo te sacará, sino que limpiará tu desorden.

Es posible que ahora mismo esté en un lío por tu cuenta. Dios tiene misericordia de ese error. Su misericordia no se basa en tu desempeño. Estás cubierto de misericordia no solo cuando estás a la altura, sino incluso cuando lo arruinas, incluso cuando fallas. Puede hacer un milagro con ese lío. Levántate cada mañana y da gracias a Dios no solo por su bondad, sino también por su misericordia.

Una oración para hoy

Padre, gracias por Tus misericordias que son nuevas cada mañana y por Tu gran fidelidad. Gracias porque mis errores y fracasos no son demasiado para Tu misericordia. Creo que estoy cubierto por Tu misericordia que hace milagros de los errores. En el nombre de Jesús, amén.

Guillermo Pacheco

Translate »