CUANDO VIENEN LAS OFENSAS

¡Ay del mundo por las cosas que hacen que la gente tropiece! Tales cosas deben suceder… Mateo 18: 7

Las Escrituras de hoy dicen que vendrán ofensas y traiciones: pérdidas, malos momentos, cosas que no entendemos. Es bastante doloroso cuando sucede, pero si cometes el error de andar alimentando el dolor, alimentando la ofensa, estás dando vida a la amargura, el resentimiento y el desánimo. No alimentes la autocompasión o lo que no funcionó. No revivas las heridas. No puedes alimentar tu historia y alimentar tu destino al mismo tiempo. Lo que te sucedió se acabó. Deja de pensar en cómo te criaron, lo que no obtuviste, quién te lastimó, a quién perdiste, eso es historia, eso está detrás de ti. Tienes que matar de hambre las dudas, matar de hambre los comentarios negativos que la gente ha dicho sobre ti, matar de hambre la culpa y la condena. 

No puedes entrar en una nueva temporada si siempre estás mirando hacia atrás en la vieja. Ahora has tu parte y sigue alimentando tu fe, tus esperanzas, tus sueños, y pasarás a un nuevo nivel y verás cómo esos sueños se hacen realidad.

Una oración para hoy

Padre, gracias porque cuando enfrento ofensas y heridas, estoy rodeado por Tu favor. Gracias porque el camino de los justos se vuelve cada vez más brillante y porque mis mejores días todavía están frente a mí. Creo y declaro que Tú siempre me haces triunfar. En el nombre de Jesús, amén.

Guillermo A Pacheco-Gaitán
Translate »