El ladrón viene solo para robar y matar y destruir; Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia… Juan 10:10

Muchas personas hoy viven con una mentalidad de supervivencia en lugar de una mentalidad próspera. Tienen una mentalidad que dice: “si puedo sobrevivir…” o “si puedo arreglármelas…” Por supuesto, hay algunas temporadas que son más difíciles que otras. A veces es difícil tener una visión para el futuro. Pero si estás viviendo constantemente con una mentalidad de supervivencia, te estás perdiendo lo mejor de Dios. Las Escrituras no dicen: “Jesús vino para que pudieras sobrevivir”. ¡No, dice que Él vino para darte una vida plena y abundante!

Si estás viviendo en modo de supervivencia en este momento, hoy puede ser tu punto de inflexión. Si vas a dar un paso de fe y comienzas a declarar: “Mis días de supervivencia han terminado; mis días de prosperidad han comenzado”, creo que Dios encontrará tu fe. Creo que Él abrirá una puerta inesperada. Él derramará su favor y bendición sobre ti. ¡Hará un camino donde parece que no hay! Incluso si estás en un momento difícil en este momento, recuerda que los tiempos difíciles no duran, pero la Palabra del Señor permanece para siempre. Comienza a declarar lo que Dios dice acerca de tus circunstancias porque estás creado para más que sobrevivir, ¡estás creado para prosperar!

Una oración para hoy

Dios Padre, gracias por darme vida abundante a través de Jesucristo. Creo que tienes un buen plan para mi futuro. Declaro que mis días de prosperidad han comenzado a medida que continúo poniendo mi fe y confianza solo en ti  en el nombre de Jesús. Amén.

Guillermo Pacheco

Translate »