CONFIANZA INCONDICIONAL

Pero incluso si no lo hace, queremos que sepa, Su Majestad, que no serviremos a sus dioses ni adoraremos la imagen de oro que ha erigido… Daniel 3:18

Esto es lo que hicieron tres adolescentes hebreos en las Escrituras. No se inclinarían ante el ídolo de oro del rey de Babilonia. Estaba tan furioso que estuvo a punto de que los arrojaran a un horno de fuego. Dijeron: “Rey, no estamos preocupados. Sabemos que nuestro Dios nos librará. Pero incluso si no lo hace, todavía no nos vamos a postrar”. Eso es confianza incondicional.

Puede que tengas muchas cosas en tu contra. Quizás, te sientes como si estuvieras a punto de ser arrojado al fuego. Esta es la clave: permanecer en la fe, creer en tus sueños, creer que la situación cambiará y luego declarar: “Incluso si no sucede a mi manera, seguiré siendo feliz. Dios, si le das la vuelta, o si no lo haces, todavía te voy a alabar”. Vive así y todas las fuerzas de la oscuridad no pueden alejarte de tu destino.

Una oración para hoy

Padre, gracias porque eres digno de mi confianza incondicional. Hay cosas en mi vida que no entiendo, situaciones que quiero que cambien, pero incluso si nunca suceden, seguiré confiando en ti. Con mucho gusto dejo estos asuntos en Tus manos. En el nombre de Jesús, amén.

Guillermo A Pacheco-Gaitán
Translate »