COMIENZA A PENSAR COMO UN HIJO

…Queridos amigos, ahora somos hijos de Dios, y lo que seremos aún no se ha dado a conocer. Pero sabemos que cuando Cristo aparezca, seremos como él, porque lo veremos tal como es… 1 Juan 3: 2

Es fácil tener una imagen equivocada de nosotros mismos. La Escritura dice: “Ahora somos hijos de Dios”, pero muchas veces vivimos como si no mereciéramos ser bendecidos porque hemos cometido demasiados errores y hemos tenido demasiadas cosas negativas contra nosotros. Vivimos con una mentalidad de esclavo a la mediocridad, a la culpa, a la falta, a las adicciones.

Deja de pensar como esclavo y comienza a pensar como un hijo. Deja de pensar en lo que has pasado y los errores que has cometido, y comienza a pensar en quién eres. Un hijo del Dios Altísimo no vive sintiéndote culpable y condenado por errores pasados; recibe misericordia y avanza. Un hijo o hija tiene audacia, una confianza. Esperarás el favor de Dios. Creerás que se te abrirán puertas que no mereces. ¿Por qué? Porque no eres un esclavo, o un trabajador contratado, o un amigo de la familia. ¡Eres un hijo libre del Dios Todopoderoso!

Una oración para hoy

Padre, gracias porque me has hecho tu hijo, y ya no soy un esclavo. Gracias porque me redimiste y me estás llevando hacia la libertad total. Creo que tengo Tu favor, y los obstáculos en mi camino serán superados. En el nombre de Jesús, amén.

Guillermo Pacheco

Translate »