COBRAR VIDA

…Entonces él me dijo: “Profetiza sobre estos huesos, y diles: Oh huesos secos, oye la palabra del SEÑOR. Así dice el Señor DIOS a estos huesos: He aquí, haré que entre aire en ti y vivirás… Ezequiel 37:4–5

El profeta Ezequiel vio una visión de un valle lleno de huesos. Era como un enorme cementerio de huesos de personas que habían muerto. Los huesos representan cosas en nuestra vida que parecen muertas, situaciones que parecen imposibles y permanentemente inmutables. Dios dijo: “Profetiza a estos huesos muertos”. Ezequiel comenzó a hablar a los huesos, diciéndoles que cobren vida. Mientras hablaba, los huesos comenzaron a temblar y a unirse, transformándose de nuevo en personas. Finalmente, el aliento entró en esos cuerpos, y se pusieron de pie como “un vasto ejército”.

Puedes tener cosas en tu vida que parecen muertas: una relación, un negocio, tu salud. Todo lo que puedes ver es un valle de huesos secos, por así decirlo. No es suficiente orar por eso; necesitas hablar con eso. Profetiza a esos huesos muertos. Llamar en salud. Llamar en abundancia. Llamar en restauración. Dios resucitará lo que parece muerto. Hará que sucedan cosas que nunca podrías lograr.

Una oración para hoy

Padre, gracias porque puedo hablar de las cosas en mi vida que parecen muertas, y darás vida a ellas y traerás la resurrección. Creo que cuando hablo palabras de fe, harás que sucedan cosas que yo nunca podría hacer que sucedan. En el nombre de Jesús, amén.

Guillermo Pacheco

Translate »