AYUDA A OTROS EN EL CAMINO

Que todos los reyes se inclinen ante él y todas las naciones le sirvan. Porque él librará al necesitado que clama, al afligido que no tiene a quien ayudar… Salmo 72:11-12

En el Salmo 72, el rey Salomón le pidió a Dios que lo diera a conocer, que su fama se extendiera por toda la tierra, que le trajeran las riquezas y el honor de otras naciones y que los reyes se postrarán ante él. Pensarías que Dios reprendería a Salomón y le diría que era codicioso y orgulloso, pero hizo exactamente lo que pidió. Dios respondió esa audaz oración porque Salomón se comprometió a usar su influencia y riqueza para levantar a los caídos, restaurar a los quebrantados y ayudar a los heridos.

Dios no tiene ningún problema en darte influencia, honor, riqueza e incluso fama, siempre y cuando tu sueño, de alguna manera, esté conectado con ayudar a los demás, para hacer de este mundo un lugar mejor. Cualquiera que sea el campo en el que te encuentres (medicina, ventas, construcción, contabilidad, enseñanza), te reto a orar: “Dios, hazme famoso en mi campo. Déjame brillar Dame influencia”. No hay límite para lo que Dios hará por ti, sí usas lo que te ha dado para ayudar a otros.

Una oración para hoy

Padre, gracias porque quieres que levante a los caídos, restaure a los quebrantados y ayude a los heridos. Quiero de todas las formas posibles hacer avanzar Tu reino y traer gloria a Tu Nombre. Te pido que me des influencia y me hagas famoso en mi campo. En el nombre de Jesús, amén.

Guillermo Pacheco

Translate »